Cinco reflexiones tras ver «Kinky Boots, el musical» (sin spoilers)

Me encanta ir al teatro y me encantan los musicales. También ir al cine, conciertos, etc., mis planes favoritos son los culturales. Hace unos días fui a ver el musical «Kinky Boots», me encantó, y creo que era el momento perfecto para comenzar a hablar de estos temas por aquí. Sin spoilers, te cuento cinco pensamientos que vinieron a mi mente tras disfrutarlo.

1. «Qué importante el mensaje que se transmite a la sociedad a través de la cultura»

No es nada nuevo ni es algo que no supiera ya, pero me sigue pareciendo imprescindible la labor que hace la cultura y el entretenimiento para transmitir mensajes tan importantes como el que transmite «Kinky Boots»: «Sé como quieras ser, no como otros quieran que seas».

Es algo muy importante porque, más allá de las dos situaciones concretas que se muestran sobre esto en la obra, es aplicable a cualquier persona que se sienta diferente a las demás o, simplemente, no quiera seguir el camino que otros han marcado para ellos. Y vivimos en una sociedad a la que le falta mucho para interiorizar esto como una realidad.

2. «Qué bien hice al no leer antes nada sobre la trama del musical»

Para decidirme e ir a «Kinky Boots» me guié por las buenas críticas y por la poca información que había leído sobre él (muy muy poca, casi nada). Intuía que iba a ser algo bueno, pero tengo que confesar que no esperaba que me fuera a gustar tanto. Ni de lejos.

Al no saber detalles sobre la trama, más allá del planteamiento inicial, lo disfruté mucho más y cada giro de la historia, actuación o novedad me sorprendía. Fui dispuesto a dejarme sorprender y, desde luego, consiguieron sorprenderme.

3. «¿Por qué no había descubierto a Tiago Barbosa hasta ahora?»

Tiago Barbosa es uno de los grandes protagonistas del musical y puedo confirmar que aluciné con él al verlo sobre el escenario. Está impecable.

Por supuesto, también pensé «Qué bien cantan Dani (Diges) y Angy», a los que he tenido la suerte de ver también en otros musicales y espectáculos y que vuelven a demostrar la pedazo de voz que tienen. Lo hacen tan bien que parece hasta fácil (después, cuando lo intento yo, veo que no lo es, lógicamente). Junto a Tiago forman un trío de protagonistas perfecto.

En general, todo el elenco lo da todo, se nota su complicidad cada segundo de la obra y sus ganas y buena energía para sacar lo mejor de sí.

El enfrentamiento entre los protagonistas, las necesarias intervenciones y contrapuntos de Daniel Huarte, o las espectaculares puestas en escena de los «ángeles» son algunos de estos ejemplos. La música en directo es también algo imprescindible para que todos brillen.

4. «¿De verdad se ha terminado ya? Quiero repetir»

Pues eso. Cuando terminó la función de «Kinky Boots» me habría quedado a verlo otra vez (ese día tenían doblete). Y esto no pasa siempre después de ver un musical que dura más de dos horas.

Normalmente, cuando voy al cine o teatro hago una prueba: si me dan ganas de mirar el móvil en el tiempo que dura es que no me está convenciendo como me hubiera gustado. En este caso, por supuesto, no miré ni pensé en el móvil en ningún momento de lo que duró el musical.

Este musical me recargó de energía, optimismo y buen rollo metiéndome en su mundo entre «sueño y realidad». Sin ninguna duda, volveré.

5. «¿Por qué no han grabado y publicado ya las canciones del musical?»

Sus canciones son pegadizas. No las había escuchado antes pero me gustaron desde que las escuché por primera vez. Y eso es muy difícil de conseguir.

Mientras espero a que estén disponibles en español (ojalá pase porque es una verdadera necesidad) me conformo con escuchar en bucle las de la versión de Broadway, que tampoco están mal 😜

En resumen… ve a ver «Kinky Boots», y después me cuentas. 

Si te ha gustado este artículo o te ha parecido interesante, puedes seguirme y contarme qué te ha parecido (@AntoGarzia), compartirlo en tus redes sociales. Y, si te gustaría ver más contenidos en esta línea, espero sugerencias 😉

Cinco reflexiones tras ver «Kinky Boots, el musical» (sin spoilers)
Compártelo en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Scroll hacia arriba